2 de septiembre de 2022 · 4 Min. de lectura

Inteligencia artificial para un desarrollo sostenible al servicio de las personas

A comienzos del segundo semestre Cenia postuló dos proyectos, uno a los concursos de innovación abierta  Desafíos Públicos 2022, iniciativa liderada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, y al Programa Tecnológico de Transformación Productiva ante el Cambio Climático de Corfo.

El propósito de Cenia es aprovechar las oportunidades que presenta la inteligencia artificial para promover un desarrollo tecnológico armónico con el ser humano y su medio ambiente, en beneficio de las personas y sus comunidades. Con esta impronta trabajan las y los investigadores e ingenieros/as de desarrollo que lo conforman, realizando investigación de primer nivel, diseñando proyectos de innovación tecnológica y estrategias basadas en inteligencia artificial para resolver problemas presentes en múltiples sectores de la sociedad.

Gestión de tránsito basada en datos digitales

El proyecto “Monitoreo Inteligente de Movilidad Urbana” (MIMU) fue postulado al concurso Desafíos Públicos 2022 del MinCiencia, y está siendo liderado por Francesca Lucchini, desarrolladora de software del equipo de desarrollo de Cenia, quien sería la directora del proyecto en caso de que la postulación sea exitosa. La propuesta plantea diseñar e implementar una plataforma que utilice herramientas de inteligencia artificial para ayudar a la priorización de recursos y monitoreo dentro de una organización, en este caso, aplicada al trabajo de gestión que realiza la Unidad Operativa de Control de Tránsito del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

“Actualmente, la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), cuenta con un montón  de datos, especialmente de las cámaras que recogen información en las calles. El problema es que carecen de un sistema centralizado para apoyar la toma de decisiones y, además, no tienen forma de medir la eficacia de las soluciones”. Francesca Lucchini, explica que desarrollar la plataforma MIMU contribuiría a centralizar la información de las diferentes fuentes de datos y ofrecería un análisis estadístico y simulación,  tanto para generar indicadores que apoyen la acción, como indicadores de desempeño para evaluar las medidas tomadas. 

Inteligencia artificial para la transformación de la actividad agrícola

El segundo proyecto fue presentado al Programa Tecnológico de Transformación Productiva ante el Cambio Climático de Corfo y se titula “Agricultura inteligente para el Cambio Climático y la seguridad alimentaria, liderado por el investigador Cenia, Marcelo Matus. El proyecto busca desarrollar y aplicar inteligencia artificial para transformar la actividad agrícola a una de alta productividad y sostenibilidad, reduciendo las huellas hídricas, de uso de suelos y de gases de efecto invernadero. Este proyecto surge en el contexto del acelerado cambio climático y sus consecuencias, como la crisis hídrica, que ya cumple aproximadamente trece años en nuestro país, o la elevada emisión de gases de efecto invernadero que proviene del sector agrícola. En este sentido, el proyecto propone desarrollar actividades agrícolas en ambientes controlados, lo que considera invernaderos altamente tecnificados con inteligencia artificial, sensores para monitorear los requerimientos productivos, sistema de iluminación LED, cultivos verticales y asistentes robóticos, entre otros.

Gonzalo Bustos se refiere a los beneficios que presentan este tipo de sistemas: “permiten la planificación de la producción durante todo el año, independiente de las estaciones y del lugar donde se instalen. Gracias a su modularidad, el suelo deja de ser una limitante, ya que pueden adaptarse al espacio disponible (azoteas, subterráneos, contenedores, bodegas, etc). La alta producción que se alcanza en este tipo de sistemas permitiría abastecer de mejor manera los requerimientos alimentarios de la población, y la cercanía con los centros de consumo ayudaría a disminuir la huella de carbono asociada al transporte de alimentos, y a disminuir las pérdidas que pueden llegar a ser de hasta un 25% a lo largo de toda la cadena de suministro.”

En Cenia una de las principales tareas consiste en apoyar el establecimiento en Chile de un ecosistema de innovación basado en el despliegue de tecnologías prácticas de inteligencia artificial, identificando las principales necesidades y prioridades tecnológicas de la sociedad chilena. En este sentido, las energías sostenibles y el desarrollo urbano sostenible son dos áreas estratégicas en las que el Centro Nacional de Inteligencia Artificial pone especial énfasis, en primer lugar, por ser áreas económicas estratégicas para Chile, como también por ser áreas fundamentales para conciliar el progreso de la sociedad y el impacto medioambiental.



138 visualizaciones